14 de Marzo de 2018

5 obras de ficción sobre cyborgs que deberías leer ya

YO, ROBOT, Isaac Asimov

Una investigación llevada a cabo por un periodista acerca de la trayectoria de la robopsicóloga Susan Calvin da pie a los nueve relatos que componen esta novela. Las tres leyes de la robótica, a las que en obras posteriores Asimov añadiría alguna más, constituyen las normas que rigen el comportamiento en los diferentes conflictos que se presentan entre humanos y robots. Si bien admiten una lectura independiente, la modernidad y éxito de este libro se explica por la audacia en la composición y por la aplastante lógica en las reflexiones que aparecen acerca de la robótica. "Yo ,robot" es uno de los pocos títulos de ciencia ficción que han superado con amplitud el círculo de lectores especialmente aficionados, entre los que a menudo se considera una obra cumbre. Su influencia y la de las tres leyes de la robótica en ella enunciadas es muy notable en las novelas aparecidas posteriormente acerca de robótica, y eso mismo es lo que explica que se haya tomado como base para la película que se estrena a finales de julio 2004 dirigida por Alex Proyas y protagonizada por Will Smith.

 

THE MAN THAT WAS USED UP, Edgar Allan Poe

Es una historia corta y una sátira de Edgar Allan Poe. Fue publicado por primera vez en 1839 en Burton's Gentleman's Magazine. La historia sigue a un narrador anónimo que busca al famoso héroe de guerra John A.B.C. Smith. Se sospechade que Smith tiene un secreto cuando otros se niegan a describirlo, en lugar de comentar únicamente los últimos avances en tecnología. Cuando finalmente se encuentra con Smith, se descubre que el hombre debe ser ensamblado pieza por pieza. Es probable que en esta sátira Poe se esté refiriendo al General Winfield Scott, veterano de la Guerra de 1812, la Guerra México-Americana y la Guerra Civil Americana. Además, algunos estudiosos sugieren que Poe está cuestionando la fuerte identidad masculina y cómo la humanidad cae a medida que las máquinas se vuelven más avanzadas.

 

NEUROMANTE, William Gibson

Neuromante fue la primera novela de Gibson y una de las pocas en haber obtenido los tres premios más importantes en la literatura de ciencia ficción: el Premio Nébula, el Premio Hugo y el Premio Philip K. Dick.  El título proviene de la composición de los términos "neuro" (mental) y "mante" (sujeto o actor de "mancia", que significa adivinación y por extensión magia, por ejemplo nigromante, quiromante). Así tenemos "neuromante" como traducción directa de neuromancer, el título en inglés.  Posteriormente Gibson prosiguió la trama de Neuromante en las novelas Conde Cero y Mona Lisa Aceleradaformando entre las tres la llamada Trilogía del Sprawl. El cuento de 1981 Johnny Mnemonic transcurre en el mismo universo que luego desarrolló en la trilogía.

 

SCHIMATRIX, Bruce Sterling

Schismatrix es una novela de ciencia ficción de Bruce Sterling, publicada originalmente en 1985.  En la última década, Sterling ha emergido como pionero de la ciencia ficción crucial y de vanguardia. Los revolucionarios Shaper luchan contra los mecanismos aristocráticos para el control final del destino del hombre. Schismatrix fue nominada para el Premio Nebula a la Mejor Novela en 1985, y el Premio Británico de Ciencia Ficción en 1986.

 

CIBERÍADA, Stanislaw Lem

Ciberíada es una colección de cuentos de ciencia ficción, en su mayoría independientes unos de otros, del escritor polaco Stanisław Lem. Es una continuación, más elaborada, de Fábulas de robots. Dos robots constructores, Trurl y Clapaucio, viajan por el universo, a veces en pareja, a veces cada uno por su cuenta, para atender los encargos que les han hecho o precisamente para buscar encargos. Se trata de una época en la que coexisten los robots y los seres de carne y hueso, aunque en muchas civilizaciones sólo haya una de esas dos estirpes. Los personajes destacados son en su mayoría robots o máquinas inteligentes de otros tipos. Las historias se centran en conflictos entre el individuo y la sociedad, en lo vano de la busca de la felicidad por medios técnicos y en cuestiones filosóficas.

Comparte esta noticia en tus redes: